Capitanich y Cafiero trabajan en la titularización de tierras urbanas y rurales para el Chaco.

“Dar seguridad jurídica es un gran avance para la provincia y una reivindicación social para productores y comunidades originarias ”, dijo el gobernador.
1103322e289da09b79a0d796dcacc9ae

En una nueva agenda de trabajo junto a funcionarios nacionales, el gobernador Jorge Capitanich se reunió con el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero y con el escribano General, Carlos Gaitán, para presentarles una importante propuesta de titularización de tierras urbanas y rurales. “Dar seguridad jurídica es un gran avance y una reivindicación social para el Chaco”, afirmó.

Capitanich planteó la necesidad de establecer un mecanismo de transferencia de 47 chacras en Resistencia y la regularización del predio del Tiro Federal. “Queremos contar con eso, para regularizar la situación de 31 mil inmuebles urbanos en asentamientos o villas de Resistencia, el área Metropolitana y distintas localidades del interior”, amplió.

La iniciativa prevé la disposición de lotes con servicios y un desarrollo inmobiliario que resuelva múltiples demandas. “Queremos generar recursos para amortizar leyes de expropiación impagas, y tener el título de propiedad correspondiente para obtener financiamiento para las mensuras que requiere el ordenamiento urbano y territorial”, dijo, señalando que esto permitirá además generar financiamiento para la construcción, ampliación o refacción de viviendas y la garantía de infraestructura social básica.

También avanzó con respuestas favorables respecto de los títulos de propiedad para productores rurales: ya están listos unos 800 de un programa de 4.000 en la provincia. “Nuestro sueño es que todo productor agropecuario tenga derecho a su tierra, porque la tierra es de quien la trabaja”, expresó el gobernador.

En este sentido, contó que también hablaron sobre las 200 viviendas del barrio Gran Toba, para lo cual se está trabajando en la documentación que permita obtener tener el anticipo y la autorización para licitar el proyecto de desarrollo urbano. “La idea es comenzar a ejecutar la obra en agosto y en cuatro a seis meses, podríamos cumplir con el objetivo de inaugurar las viviendas que nuestros pueblos originarios se merecen”, aseguró.