Capitanich recibió a 21 médicos, respiradores, ecógrafos y reactivos que llegaron para fortalecer el sistema sanitario

05042020090238

Se trata de seis nuevos respiradores con los que suman 24 los equipos en la provincia, 12 ecógrafos y 400 reactivos aportados por el Ministerio de Salud de la Nación. Los profesionales empezarán a trabajar desde este lunes en el hospital Perrando con pacientes aislados e internados por COVID-19.

El gobernador Jorge Capitanich recibió, este sábado a la noche, al avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina en el que arribaron 21 profesionales de la salud enviados por el Ministerio de Salud de la Nación para fortalecer el sistema sanitario local. El avión trajo también respiradores, ecógrafos y reactivos para potenciar las tareas en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus.

En el aeropuerto Jorge Newbery, Capitanich recibió seis respiradores nuevos –que sumados a los 18 recibidos previamente, suman 24, más 12 ecógrafos y 400 reactivos que servirán para incrementar el número de muestras. Además dio la bienvenida a los 21 profesionales de la salud que fueron capacitados especialmente para intervenir durante la pandemia de coronavirus y fortalecer el trabajo en territorio.

“Recibimos este gran aporte enviado por el presidente de la nación para fortalecer la atención y la capacidad de procesamiento de muestras, para llegar a las 100 muestras diarias. Los expertos van a ayudar al equipo de trabajo en múltiples áreas, desde toma de muestras, tratamiento de los pacientes, capacitando en el manejo de respiradores y hasta en el tratamiento en terapia intensiva”, destacó el gobernador, quien estuvo acompañado por la ministra de Salud Pública Paola Benítez.

El mandatario destacó además que “el aislamiento sigue siendo esencial para evitar la propagación”, resaltó y destacó que el descuido de un día puede alterar todo el proceso. “No hay que descuidarse, por eso insistimos en pautas de distanciamiento social”, remarcó. Señaló en este contexto que el gobierno trabaja en la inversión necesaria para adecuar la capacidad instalada de acuerdo a la demanda que provoca esta situación, que es atípica.