Capitanich presentó el proyecto de presupuesto 2017, ratificó metas de gestión y marcó las prioridades para Resistencia

presupuesto-5

El intendente Jorge Capitanich presentó este lunes el proyecto de presupuesto 2017 del municipio de Resistencia, que contempla recursos por más de $2500 millones, considerando ingresos corrientes y de capital.

Ante el Concejo Municipal, Capitanich detalló cada uno de los puntos del plan de recursos y erogaciones, y anticipó que la ciudad necesita un plan intensivo de mejoramiento en infraestructura.

Paralelamente, se presentó el proyecto de reforma de la ordenanza Tributaria e Impositiva, con el objeto de promover equidad en la carga tributaria y eficiencia en la recaudación de recursos propios

“Es absolutamente imprescindible para Resistencia incrementar el grado de autonomía financiera y de inversiones; estamos abocados a motorizar un fuerte impacto en el pavimento urbano”, precisó el intendente.

La iniciativa de presupuesto contempla recursos totales por $2837 millones y erogaciones totales por $2836 millones que incluye el financiamiento previsto para el ejercicio.

De esta manera, el proyecto del Poder Ejecutivo Municipal prevé un resultado económico de $228 millones. Además, según explicó Capitanich se estipula una inversión de $382 millones en trabajos públicos que se destinarán a obras de infraestructura básica principalmente.

El jefe comunal explicó que las proyecciones de recursos incluyen las estimaciones macroeconómicas establecidas en el proyecto de presupuesto nacional, las perspectivas fiscales del presupuesto provincial y la planificación de la recaudación tributaria y no tributaria de la administración municipal.

“El proyecto va acompañado con documentación complementaria y el detalle de cada uno de los programas a ejecutar”, precisó.

El intendente resaltó que desde el gobierno municipal se busca mejorar la prestación de servicios al igual que potenciar la construcción de obras entre las que sobresalen el pavimento, el alumbrado público y los sistemas de desagües.

“Tenemos grandes desafíos por delante para la ciudad y tenemos muy en claro que son objetivos que los tenemos que enfrentar entre todos, con mucha convicción”, puntualizó el jefe comunal.

En cuanto a los programas que se detallan en el proyecto de presupuesto, Capitanich enumeró un total de ocho: infraestructura básica; movilidad urbana; regularización dominial; sustentabilidad ambiental; desarrollo económico e inclusión social; turismo, cultura y deportes; participación ciudadana; gestión administrativa y fiscal.

Además, el plan integral de servicios incluye: recolección y disposición final de residuos; barrido y pintado de cordones; desmalezamiento; desagües; arbolado; mantenimiento de las lagunas; señalización vial; semaforización; enripiado; alumbrado público; perfilado,  riego y bacheo de calles; cuidado de plazas y plazoletas, construcción de  garitas y rampas; mantenimiento del cementerio; y  seguimiento físico y presupuestario con contabilidad patrimonial.

De la jornada en el Concejo Municipal participaron también representantes de distintas entidades y asociaciones civiles y empresarias, entre ellas la Unión Industrial del Chaco (Uich), Bolsa de Comercio, Comisión de Justicia y Paz, Colegio de Abogados, Consejo de Abogados, Colegio de Escribanos, Universidad Popular, Cámara de Comercio de Resistencia, Fundación Acerca, Fundación Resistencianos, Fundación Ciudad Limpia, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y Fundación Urunday.

Además, tomaron parte el presidente del Concejo Municipal, Gustavo Martínez y los secretarios Patricia Petray (General), Federico Muñoz Femenía (Economía); Luis Casas (Ambiente), Diego Arévalo (Espacio Público e Infraestructura) y subsecretarios municipales. También estuvieron presentes las juezas de Faltas, los concejales capitalinos y diputados provinciales.

 

Reforma tributaria

Capitanich hizo referencia al proyecto de reforma tributaria que también se remitió este lunes al Concejo y que plantea la reforma de la ordenanza tributaria municipal.

La reforma plantea la promoción de la equidad en la carga tributaria y la eficiencia en la recaudación de recursos propios, mediante el fortalecimiento de la capacidad de gestión de la administración tributaria local, mejorando las prácticas de tributación y fiscalización.