Anunció una falsa acusación de un joven con coronavirus y ahora deberá comparecer ante la Justicia

26032020090634

El 911 es el número oficial para hacer denuncias ante incumplimientos de la medida que rige ya a nivel nacional: el aislamiento social, obligatorio y preventivo. A la fecha, en Chaco son 1800 los detenidos por incumplirla.

Muchas de ellas, se logran durante los recorridos de la Policía que despliegan sus agentes por toda la provincia, pero otras son las de vecinos que, al notar alguna falta, llaman al 911 o bien, hacen su descargo vía redes sociales.

Este fue el caso de una mujer que a través de Facebook acusó a un joven de contener el virus y además, de escaparse del hospital y violar así la cuarentena obligatoria, poniendo en peligro a toda la sociedad.

El hecho se viralizó por cadenas de WhatsApp y Facebook, en ella decían que se trataba de un joven de Fontana que sería portador de COVID-19 y que se habría escapado del hospital, sin precisar cuál.

Ante semejante acusación, la Policía se dirigió hacia el domicilio del joven acusado, quien, según consignaron fuentes policiales, “refiere buen estado de salud, siendo víctima de una falsa acusación”.

La División de Cibercrimen de la Policía de Chaco comenzó la investigación para dar con la persona que habría comenzado a difundir la información errónea.

Se trata de una mujer de Puerto Tirol, a quien se la notificó por intimidación pública por lo que, cuando se levante la cuarentena, el fiscal en turno la citará y le imputará el delito.

La infracción cometida por la mujer es al artículo 211 del Código Penal de la Nación, el cual reza: “Será reprimido con prisión de dos a seis años el que, para difundir un temor público, o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”.

La mujer, en tanto, reconoció su actitud y pidió públicamente disculpas. Aduciendo que se asustó y pensó que era la forma correcta. Y se justificó al considerar que “yo puse averigüen, no lo certifiqué”.