Antílopes regresan al Sahara tras 20 años de extinción en la naturaleza

1530627283_archive_1_nocturno_3_rz1250

Los antílopes han regresado al Sahara, tras 20 años de extinción en la naturaleza. Una excelente noticia, ya que se trata de la reintroducción de animales en su medio natural. ¡Una excelente iniciativa!

Infortunadamente, muchas especies han desaparecido en su hábitat. Es así como los zoológicos se han convertido en el lugar donde se preservan estos animales. No obstante, es necesario recolocarlos en su espacio natural.

Esta labor ha sido coordinada por el Instituto Nacional de Zoológicos y Conservación de Biología del Smithsonian. Se temía que estos animales no se adaptasen, ya que habían sido criados en cautiverio. No obstante, todo ha resultado bien.

Tal vez, una de las mejores noticias es que los antílopes hembras muestran signos de embarazo al poco tiempo de salir del cautiverio. Por ende, se tiene la esperanza de que se reproduzcan y puedan repoblar nuevamente el Sahara.

Son antílopes que nacieron y crecieron en cautiverio. No están acostumbrados a la libertad. Por eso, se mantiene un monitoreo constante. Esto se hace gracias a unos collares de rastreo con tecnología de GPS en el cuello de todos los antílopes.

Por ejemplo, es necesario saber si se mantienen en grupos. También, percatarse sí tienden a moverse de manera individual. De manera natural, los antílopes son gregarios. No obstante, tienden a ser solitarios gracias a su cautiverio.

Este es un punto importante. En el Sahara, es importante que estos animales se mantengan unidos. Si se dispersan, tienen pocas posibilidades de sobrevivir. En tal sentido, los antílopes deben aprender a convivir en una comunidad.

Pero, estos collares son de utilidad para salvar a los animales gracias al GPS. Sucede que también permiten saber si un cazador los ataca. También, conocer sus hábitos alimenticios ya que se sabe los lugares por los cuales transitan.

Muchas veces se habla del fin de los zoológicos. No obstante, gracias a estos lugares se han logrado mantener con vida ejemplares de animales desaparecidos en la libertad. Es tiempo de replantear algunas cosas.

Un ejemplo son estos herbívoros del Sahara, de los cuales se espera aprendan a vivir en su hábitat original. Y esa misma tarea debemos hacerla con animales de todo el planeta, que están ahora en un cautiverio. ¡Es hora de darles la merecida libertad!