Agentina recibe al FMI con menos déficit fiscal, inflación en baja y más planes sociales

Después de 10 años una misión del Fondo Monetario Internacional comienza hoy una auditoría de las cuentas públicas
Fondo Monetario Internacional

No parece casual que los auditores del FMI, encabezados Roberto Cardarelli, y el director Ejecutivo por la Argentina ante el Fondo, Héctor Torres, comiencen a dar cumplimiento al artículo IV del estatuto del organismo de crédito multilateral, del cual el país es miembro, que exige que una vez por año miren las finanzas públicas y la realidad socioeconómica de cada socio, y luego presenten un informe al directorio, hoy presidido por Christine Lagarde, porque ocurre luego de que la inflación bajara al rango de poco más de 1% por mes, se presentara el Presupuesto 2017 con baja del déficit fiscal, finalizara la Audiencia Pública del Gas, y aparecieran los primeros indicadores con signos de aumento de la actividad productiva y comercial.

En el Mensaje al Congreso de las pautas del Presupuesto 2017, Alfonso Prat-Gay destacó que «el incremento en las políticas de ingresos tuvo su correlato no sólo en el aumento de su participación en el gasto público total, sino también en la cantidad de beneficiarios. En este año se incrementaron en más de un millón, superando los 18 millones de prestaciones otorgadas entre Asignación Universal por Hijo, las Asignaciones Familiares, los planes Progresar, Argentina Trabaja», entre otros, los cuales se intensificarán el nuevo año, y se acompañarán con un ambicioso plan de obras de infraestructura y de construcción de viviendas.

Además, destacará el equipo económico que, tras haberse cumplido con el trámite de la Audiencia Pública que exigió un fallo de la Corte Suprema, para poder aplicar un aumento de la tarifa del gas al consumo domiciliario, se podrá avanzar el año próximo con el cronograma de reducción de los subsidios, los cuales hoy explican más de un tercio del déficit fiscal.