Acuerdo entre Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos sobre LLP

ei
Los ministros de agricultura de Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos destacaron que la demanda de alimentos está creciendo, mientras que la producción agrícola enfrenta importantes restricciones, como el acceso limitado a las tierras cultivables y el agua dulce.
En este sentido, acordaron que la innovación agrícola, por ejemplo la biotecnología, incluida la biotecnología de precisión, continuarán desempeñando un papel importante para enfrentar estos desafíos, y pueden mejorar la productividad de los agricultores de manera segura y sostenible.

El secretario de Gobierno de Agroindustria de Argentina, Luis Miguel Etchevehere; el secretario de Agricultura de EE.UU, Sonny Perdue; la ministra de Agricultura y Agroalimentación de Canadá, Marie Claude Bibeau y la ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Tereza Cristina Correa da Costa Dias reconocieron que la cantidad de cultivos biotecnológicos que se desarrollan y cultivan en todo el mundo aumenta anualmente. Sin embargo, a pesar de dos décadas de experiencia en el uso seguro de estos productos, los procesos regulatorios en muchas jurisdicciones crean brechas de tiempo en su autorización. Esto genera un riesgo creciente de restricciones comerciales como resultado de la Presencia de Bajo Nivel (LLP) de cultivos biotecnológicos que están aprobados en los países en crecimiento, pero aún no están aprobados en los países importadores.

La LLP ocurre cuando una pequeña cantidad de un cultivo biotecnológico que ha sido evaluado como seguro en uno o más países según las normas internacionales, está presente sin intención en un envío a un país donde el producto aún no ha sido aprobado. Esto puede llevar a restricciones comerciales innecesarias, que pueden afectar la seguridad alimentaria, los precios y las actitudes hacia la innovación tanto en países exportadores como importadores.

A nivel mundial, el número de aprobaciones innecesariamente asincrónicas está aumentando, y esto requiere acciones adicionales para abordar el riesgo de interrupciones en el comercio y evitar sus efectos negativos por igual para los países importadores y exportadores, y promover la seguridad alimentaria global.

“Para este propósito nosotros, los ministros de agricultura de Argentina, Brasil, Canadá y los Estados Unidos, nos comprometemos a aumentar el trabajo en colaboración con terceros países en 2019, y continuar abogando por enfoques globales para el manejo de situaciones de LLP que sean prácticos, de base científica, predecibles y transparentes. Estos esfuerzos incluirán el uso universal de directrices internacionales basadas en la ciencia”, señalaron en la declaración conjunta.